La dieta acompañada
de tu médico

900 104 218

de 09:30 h a 19:00 h

infórmate

Acceder

Cesta

X

MI CESTA



Todavia no has introducido productos en la cesta!

La dieta proteica Lignaform

¿Qué es una dieta proteica?

La dieta proteica es, de principio a fin, un protocolo bajo estricto seguimiento médico, que permite en las primeras fases una rápida pérdida de peso con posterior estabilización introduciendo poco a poco todos los alimentos de mercado y ejercicio físico. Este seguimiento médico durante el proceso de pérdida de peso asegura una reeducación alimenticia para conseguir el mantenimiento de peso a largo plazo.

Los 3 principios de la dieta proteica son:

  • Una reducción del aporte de glúcidos.
  • El aporte justo y calculado individualmente de proteína para cada persona.
  • Una suplementación complementaria ya que se trata de una VLED (very low energetic diet) y necesitamos un aporte extra de micronutrientes.

Durante las primeras fases de la DAP (Dieta de aporte proteico) el organismo al no obtener a través de los alimentos los suficientes glúcidos, produce a través de las grasas almacenadas, cuerpos cetónicos que funcionaran como fuente de energía/combustible alternativo a la glucosa. Además estos cuerpos cetónicos producirán a nivel del sistema nervioso central una sensación de euforia y poco apetito que no suele ocurrir en las clásicas dietas hipocalóricas.

La glucosa en sangre se mantendrá estable gracias al aporte de glúcidos a través de las verduras permitidas que son las más fibrosas y los sobres de proteína. Al incluir poco a poco alimentos como la fruta, los yogures, el pan, harinas y cereales junto a proteína y fibra evitaremos los picos de insulina postpandrial y el consecuente efecto rebote.

Empieza tu dieta desde hoy

Los mitos de la dieta proteica:

¿Es saludable?

Se habla mucho de los problemas que pueden tener los pacientes por seguir una dieta proteica.

La realidad es que la dieta proteica Lignaform es totalmente segura si existe una correcta prescripción médica para realizarla y si hay un buen seguimiento médico. Tu médico a través de un interrogatorio clínico, una exploración física y una analítica de sangre completa decidirá si es eres apto o no para realizar el método Lignaform, ya que éste, como toda dieta cetogénica, tiene estrictas contraindicaciones. A lo largo de todas las fases del protocolo de dieta proteica será obligatoria la toma de suplementos nutricionales de aquellos nutrientes en los que podríamos tener un déficit. Y la cantidad de proteína a tomar a través de los sobres y/o de la proteína animal o vegetal será calculada individualmente.


Por ello en esta dieta, el médico es la figura principal que te indicará como realizar la dieta de una forma segura y te acompañará en los avances y el seguimiento.


Seguridad es Lignaform

¿Efecto rebote?

En todas las dietas de rápida pérdida de peso puede darse un efecto rebote, esto suele ser provocado por la pérdida de masa muscular y la caída del metabolismo basal consecuencia de la propia dieta, pero con Lignaform esta pérdida de masa muscular y caída del metabolismo se minimizan al aportar proteína de alto valor biológico para proteger la masa muscular.


Además con Lignaform aprenderás a comer para no recuperar tu peso. Al ser una dieta controlada por un médico, te ofrecerá las pautas y el seguimiento necesario para mantener tu peso a largo plazo, todo el protocolo de principio a fin tiene como finalidad el conseguir una reeducación alimenticia que al llegar a tu peso te permita mantenerlo a través de una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico.

Solicita tu 1ª visita informativa gratis

La dieta Lignaform:

La dieta Lignaform es un método que comprende 4 fases:

La clave del método Lignaform es el seguimiento médico de un tratamiento que busca, disminuyendo el aporte de glúcidos, la producción de cuerpos cetónicos protegiendo la masa muscular con proteínas de alto valor biológico.

Con esta dieta, el objetivo no es solo bajar de peso sino aprender a comer saludablemente para no recuperar el peso perdido.

Pensamos a largo plazo, pensamos en tu bienestar.

Pide tu primera visita informativa gratuita

Las cuatro fases:

Fase activa:

La clave de esta fase es la rápida pérdida de peso. Esto evitará desánimo y facilitará el seguimiento de la dieta Lignaform.


Los tres principios fundamentales:

  • 1. Eliminación total de los alimentos con azúcares: no olvidemos que es la disminución del consumo de azúcares lo que desencadena y mantiene la pérdida de peso.

  • 2. Aporte justo en proteínas en cantidad suficiente para preservar la masa muscular, produciendo una verdadera sensación de saciedad. Estas proteínas, presentadas en productos listos para tomar o sobres de fácil preparación, son seleccionadas por su alto valor biológico. Se extraen de la leche, la clara de huevo, el guisante y la soja no transgénica. Aporte de verduras (según las listas y cantidades autorizadas) con bajo contenido en glúcidos. Estas verduras favorecerán un buen tránsito intestinal y permitirán amenizar las comidas.

  • 3. Mantenemos la seguridad y la salud: para aportar los nutrientes que faltan en la dieta, es obligatoria la ingesta de una suplementación asociada al tratamiento médico.

La fase selectiva:

Al igual que en la fase activa, mediante el principio de la cetosis, la fase selectiva provoca una rápida pérdida de peso aunque más lenta, porque el aporte calórico es mayor que en la primera fase.
Los principios son idénticos a los de la fase activa pero se empieza ya con la sustitución de alguna comida Lignaform por comida de mercado.

La fase de reintroducción de glúcidos y la fase de equilibrio:

La fase de reintroducción de glúcidos es indispensable para aprender a comer de una forma equilibrada con el fin de evitar la recuperación de kilos perdidos. Se irán incorporando nuevos alimentos a la dieta y el ejercicio físico de forma paulatina. Esta fase es clave para conseguir el objetivo de adelgazamiento a largo plazo. La fase de equilibrio es la final: mantendremos los resultados obtenidos y mejoraremos el estado de salud a largo plazo.